L&B Contemporary Art
Proyecto Plagi de Maria Pratts

Talleres y exposición en colaboración con La Casa de Carlota

ENERO y FEBRERO 2017

María Pratts, desde L&B contemporary art, y a partir de su predilección por la exploración y la creación desinhibida y espontánea, realiza una colaboración en formato de taller compartido con parte del equipo de La Casa de Carlota, conformado principalmente por creativos con diversidad funcional. Durante los talleres, los creativos y María comentaron la obra de esta última, y desarrollaron piezas pictóricas y escultóricas conjuntas que materializan las distintas lecturas derivadas del primer momento de los talleres, y se traducen al espacio expositivo en forma de versiones colectivas.


La reproducción de la obra de arte, la imitación de la creación ajena y la copia sustitutiva de el original reviven en el discurso contemporáneo, a través del recurso de la controversia, al arquetipo del genio romántico y al culto a la inspiración de origen divino, mientras refuerzan el ideal neoliberal de la originalidad como fuente de trascendencia.


“Plagi”, sin embargo, redirige el enfoque hacia el concepto de plagio entendido bajo la significación de versión de Otro. La versión, en tanto la creación de cualquier índole, una vez percibida, es susceptible de articularse al tejido significante del observador -este siempre partícipe- y derivar en una forma inaugural de relato sobre la creación original.


La exposición se consolida de forma consecuente con su antecesora “Sad City”, pero toma cualidades de identidad propia. La exposición colaborativa “Plagi” parte del reconocimiento de la diferencia subjetiva fundamental. La producción creativa desde tal perspectiva permite la exploración de los terrenos de comunicación en los que se pueda materializar tal reconocimiento de doble vía, y a su vez reclama un espacio independiente de las piezas originales, con las cuales no tiene deuda, a pesar del movimiento pendular que las mantiene articuladas.


En este sentido, “Plagi” parte del acto humano del intercambio y de la potencialidad de este como núcleo para el desenvolvimiento de la creatividad conjunta. Desprovista de carácter asistencial o terapéutico, la colaboración que lleva a “Plagi” se contrapone a la fantasía de la diversidad funcional concebida como inocencia infantil bajo la superioridad del ilusorio precepto de normalidad, y se instaura como un proceso no concluyente, que reivindica el valor esencial de la exploración a partir del recurso de la creatividad.


Juan Diego P. Bucheli